Desde hace algún tiempo se maneja el concepto “employer branding” o “marca empleadora” a la reputación que tiene una organización como empleadora y/o su propuesta de valor para sus empleados. Tiene bastante trayectoria en el país de la bandera de las 13 barras y 50 estrellas, sin embargo en España ha empezado a utilizarse reciéntemente. Como ventajas supone atraer el talento, retenerlo, aumentar el compromiso de tu personal y esas tres variables juntas lograrán impulsar la productividad de tu organización. Es cierto que es un proceso largo y costoso. Hacerse un huéco entre los Best Places To Work no es fácil, además de una apuesta seria por controlar aquellas variables que Herzberg señalaba en su teoría bifactorial. Es decir, ocuparse de las variables que previenen la insatisfacción:

  1. Sueldo y beneficios
  2. Política de la empresa y su organización
  3. Relaciones con los compañeros de trabajo
  4. Ambiente físico
  5. Supervisión
  6. Status
  7. Seguridad laboral
  8. Crecimiento
  9. Madurez
  10. Consolidación

Y estimular aquellas que propulsan la satisfacción:

  1. Logros
  2. Reconocimiento
  3. Independencia laboral
  4. Responsabilidad
  5. Promoción

Mostrar tu misión, qué eres, la visión que tienes como empresa, dónde quieres llegar, o los valores que soportan tus criterios de dirección, decisión o gestión son fundamentales para crear la imagen que quieres ofrecer a la sociedad para atraer talento…que casualmente…coinciden plenamente con la mayoría de teorías sobre motivación laboral o personal. Define tu visión, misión y valores y ve a por ello, define tu sueño y lánzate a por él, márcate un objetivo y sal de tu zona de “confort” o comodidad y el largo etcétera de memes, infografías y videos en youtube que pululan por la red. Lo que traducido resulta, alinea los valores de tu empresa con los de las personas que quieres reclutar y comunícalo de manera creíble y eficaz.

Tras el estreno de Top Gun la Paramount recibió un informe donde las fuerzas de aviación naval estadounidense le informaban que gracias a la película habían aumentado un 500% su reclutamiento. Incluso la misma aviación naval organizó eventos de reclutamiento en salas de cine. Al finalizar la película, en palabras del mariscal David Georgi, los chicos salían con ojos como platos respondiendo “¿Dónde firmo?” al decirles “¡Hey! tu puedes ser el próximo Maverick…” qué admiraban en esa película…casualmente la misión, visión y valores del ejército norteamericano…

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad