Partiendo de la realidad de que hay empresas donde, si no vas muy espabilado, estás en la calle en menos de lo que dura “una pompa de Mistó” que diría el ya fallecido humorista Paco Gandía. Resulta curioso como propietarios de muchas empresas, gerentes y directivos aún me preguntan por qué la gente que trabaja en su organización no suda la camiseta, solo viene a cumplir o su desempeño ha bajado notablemente tras los primeros meses…¡con lo bien que les pago! afirman…

En un estudio de 2011, Cherubin definiendo la variable independiente como los resultados de la encuesta PAO (percepción de apoyo organizacional) y dependiente la UWES-17 (encuesta sobre engagement o compromiso en el trabajo) concluyó que a medida que la persona que trabaja en una organización tiene mayor percepción de apoyo organizacional (la empresa se preocupa por el bienestar del trabajador, reconoce el esfuerzo extra o lo premia, reacciona ante la insatisfacción del empleado, etc.) mayor compromiso o engagement experimenta en su día a día, y por tanto, mejor rendimiento.

Al fin y al cabo es totalmente lógico. Si las organizaciones donde las personas trabajan son organismos que no reaccionan a sus cambios, les importa poco cómo se encuentran y no reconocen o premian el esfuerzo extra o su mejor versión como profesionales, las personas pierden día a día el sentimiento de reciprocidad. La sensación que les gobierna es de ruptura del contrato psicológico (compromisos implícitos que el trabajador espera de la empresa) o falta de sentimiento de pertenencia, que indudablemente afecta al rendimiento.

Actualmente desde Gaboral estamos asesorando a varias organizaciones en el diseño e implantación de su Sistema de Evaluación del Desempeño. El sentimiento de reciprocidad incrementa el compromiso (o engagement) y refuerza el contrato psicológico con la empresa. No basta pagar un sueldo digno, que en estos momentos no es poca cosa. Es necesario reconocer, premiar, aportar autonomía y el etcétera que defendía Herzberg en su teoría bifactorial. No solo lo digo yo, lo demuestra Cherubin y muchos estudios más, es ciencia y los proyectos que encabezamos así lo evidencian.

#NoTrends #NoGurus #JustScience

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies